Los resultados positivos en la medición robusta y precisa de la densidad del lodo en la salida del decantador, ha posibilitado que se haga un control bueno e estable de retirada garantizando una automatización adecuada y segura. Al mantener un control constante y estable de la concentración del lodo conseguimos resultados positivos y acentuados en la estabilización de los procesos posteriores, disminuyendo pérdidas y tornando todo el sistema más homogéneo.

A través del control y de esta estabilidad, se consigue un mayor rendimiento en el decantador y menores pérdidas de azúcares en los filtros.

Con la medición segura de la densidad del lodo, diversas mallas de control pueden ser elaboradas para cubrir las necesidades que mejor se adaptan a su realidad.

El sistema de medición a través de las sondas pro-M-tec demostró ser extremadamente robusto, no siendo necesarios reajustes constantes.

Los resultados demuestran que no necesita de mantenimientos frecuentes. Apenas ajustes entre una zafra y otra. Podemos afirmar que la medición de la densidad del lodo con las sondas pro-M-tec nos proporciona:
 
  • Estabilidad y medida precisa;
  • Cero de desvío de la medición debido a incrustaciones;
  • Inmunidad a las oscilaciones de flujo de salida;
  • Robustez;
  • Ajustes simples;
  • Instalación simple;
  • Muy bajo nivel de mantenimiento.

El sistema de instalación es simple. Son dos sondas y un Pt100 instalado en la salida de la bomba de desplazamiento positivo, debajo del decantador.